EL AZUCAR EN TENERIFE, 1496-1550. Fuente: Benedicta Rivero Suárez. Taganana (1ª... - RADIO VOZ DEL VALLE TAGANANA

EL AZUCAR EN TENERIFE, 1496-1550. Fuente: Benedicta Rivero Suárez. Taganana (1ª…


EL AZUCAR EN TENERIFE, 1496-1550. Fuente: Benedicta Rivero Suárez.

Taganana (1ª Parte):

El cultivo de la caña en la zona de Taganana se debe al reparto de tierras realizado por el Adelantado a un grupo de vecinos de Fuerteventura y Lanzarote (Serra Rafols, F.: Las Datas, op. cit., nº 390-46, pág. 87.). Para moler sus cañas, Lope Fernández se comprometió a levantarles un ingenio, aprovechando para ello el herido que le había entregado el Adelantado por repartimiento (“Fontes” VI, pág. 60.). En pago a estos trabajos, los vecinos de Taganana le entregaron cierta cantidad de tierras, pero posteriormente Fernández traspasa este compromiso a Diego Sardina, portugués (“Fontes” VI, pág. 76.).
Los beneficiarios con tierras de regadío del valle comenzaron muy pronto a poner en cultivo sus parcelas, y con frecuencia se llevan a cabo contratos de complantacion, en que una de las partes se compromete a hacer la plantación mientras el segundo ha de cuidar las tierras. En 1505 Juan Pardo pondrá de cañas 1 suerte de tierra de riego, sita en Taganana, después Gonzalo Fernández se encargará de regarlas cuando venga su dula y cuidarlas (A.H.P.T. Legal. 177, fol. 23r.). La puesta en cultivo de la misma requería inversión de capital. En esta ocasión los vecinos del valle recurrieron al préstamo concedido por Lope Fernández. Pero esta deuda no fue saldada por los vecinos de Taganana hasta bien entrado el siglo, pues en 1519 los sobrinos de Lope, Hernán Guerra, escribano público, y Hernán Esteban, reclaman la deuda como beneficiarios de la herencia de su tío (A.H.P.T. Leg. 191, fol. 829 r.).
El acuerdo llevado a cabo entre Lope Fernández y Diego Sardina para la edificación del ingenio dio lugar a enfrentamientos entre ambas partes. En 1510 Lope afirma que el acuerdo con Diego se había hecho en razón de imponer una hipoteca de 600 arrobas de azúcar y no un traspaso (A.H.P.T. Leg. 5, fol. 292 r.).
Fuera de una manera u otra, a partir de 1506 Diego Sardina se concierta con varias personas para la construcción del ingenio, incluso antes de la finalización de las obras ya se había concertado con un maestro de azúcar para que tuviera cargo de la producción. Sus servicios fueron contratados por 2 zafras, siendo su salario de 5 ducados al mes (A.P.H.T. Leg. 177, fol. 143 v.).
Las casas del ingenio comienzan a levantarse el 3 de agosto de 1506 junto a la acequia de Taganana. Para este trabajo Diego se concierta con Alonso Martín, albañil, quien se obliga a hacer las dependencias todas de piedra (A.H.P.T. Leg. 180, fol. 47 v.). Posteriormente Diego contacta con los herreros que habían de hacer las herramientas necesarias, y les paga por sus trabajos 11.000 maravedís (A.H.P.T. Leg. 182, fol. 599 r.). En el mismo mes -septiembre de 1506- Diego contrata los servicios de un carpintero para los trabajos de enmaderamiento, a realizar en un plazo de 3 meses. En esta ocasión los carpinteros cobrarán de salario 31.500 maravedís (A.H.P.T. Leg. 180, fol. 109 r.).




LEER MAS

tagananavozdelvalle.com © 2021 | Aviso legal | Política de cookies
https://orquestasdelatlantico.com/wp-content/uploads/2021/05/Radio-grecolatina_android.png RADIO VOZ DEL VALLE TAGANANA